lunes, 14 de noviembre de 2011

Loli Bernal: Un punto de partida

Mayte Albores, Laura Gómez Recas, Miguel Ángel Yusta, Pedro López (editor Quadrivium), Ana María Arroyo, Yasenka, Marcos Callau, Paco Machuca; en la presentación de Barcelona. Gracias a todos los amigos que acudieron.

La poeta Loli Bernal nos envía este texto para el blog Uni-versos para Somalia:

Somalia es la bella palabra que nombra un país y un mundo donde nada encaja. La ignominia mostrada desde las altas esferas del poder mundial, mejor dicho, de los que viven en la sombra de dicho poder y controlan con su tesoro política y económicamente la vida del resto de los seres humanos, es insoportable.  A estas alturas ya sabemos que Somalia (y más países) no posee nada que pueda interesar a los poderosos, nada que puedan arrebatarles que no les hayan arrebatado antes, con lo cual, el único interés posible es que si algo de riqueza queda se la gasten en armas (¿quién les suministra?) para aniquilarse entre ellos y si no tienen suficientes razones para odiarse (como si sobrevivir fuera insuficiente) ya les ofrecerán alguna, de camino, el trabajo sucio que lo hagan ellos mismos, que acaben con todo y con todos, pero lentamente para que sea rentable, al fin y al cabo, no hay prisa. Pregunta tonta: ¿Qué guarda Somalia bajo los rayos de sol? , respuesta tonta: Tierra y tiempo. Y eso hasta dentro de pocos siglos no será interesante. Para qué las prisas. Como si lo viera: “Amo la tierra de África, amo sus grietas, sus vacíos, su lluvia de soles y sus llantos de luz. Amo esa tierra amarga, esa tierra dura y herida. África, desde tu firmeza el paisaje del mundo será único y otro”.  Mientras tanto, muchos niños exhaustos (de hambre, de sed, y de asco) caminan sin fuerzas y, a ras de suelo, muerden el polvo y el aire del sinsentido poco antes de ser comidos vivos por las hienas a las puertas de los reducidos campamentos de ayuda. La confusión y el caos son los aliados del poder y auténticos expertos para cerrar las salida, las  mentes y los caminos al los seres humanos que no les interesan como tal, pero me gusta llevarle la contraria al destino y este proyecto me ha dado la oportunidad de mover ficha.
 Muchas gracias a todos los que han hecho posible este proyecto, y ojalá que este blog sea un punto de partida junto a muchos más y que todos, o al menos la mayoría de ellos, encuentren el punto de llegada auténtico, y, como no, que el resultado final de este saludable y benéfico proyecto abra un ancho camino donde lo único que se (con)fundan y estrechen… sean las manos.

Loli Bernal

4 comentarios:

  1. Movamos ficha pues.
    Cuanto de bueno en la foto.

    Pepa Mas Gisbert

    ResponderEliminar
  2. Me hace feliz ver la cara de primavera de Miguel Ágel junto a Laura. Besos, Loli.

    ResponderEliminar